Medioambiente

 

» Forestal

 

En el sector forestal, Arauco aplica hace más de una década el concepto de desarrollo sustentable en todas sus actividades productivas. Para ello, ha destinado importantes recursos a la disposición de las más avanzadas tecnologías, que permiten que sus instalaciones cuenten con equipamiento de impacto ambiental reducido. Todas las plantas de celulosa de Arauco emplean en el proceso de blanqueado la tecnología ECF, libre de cloro elemental, reconocida internacionalmente como la mejor tecnología disponible en la industria y la que provoca menor impacto ambiental.Tanto las actividades forestales de Arauco como sus aserraderos y plantas de remanufactura han obtenido la certificación ambiental internacional ISO 14001. El área de paneles y las plantas de celulosa están en proceso de certificación, por lo que Arauco espera tener todas sus instalaciones industriales en Chile certificadas bajo esta norma durante el año 2006. Adicionalmente, las plantaciones en Chile cuentan con la certificación Certfor, sello de calidad nacional aceptado como un modelo de clase mundial. Asimismo, Arauco certificó durante el ejercicio un sistema de cadena de custodia en un número importante de sus instalaciones industriales, que contempla el control y monitoreo desde la recepción de la materia prima hasta la venta del producto final, asegurando la trazabilidad de los productos. Arauco ha sido pionera además en la suscripción de Acuerdos de Producción Limpia entre empresas del sector y autoridades.

 

Entre sus iniciativas de preservación y educación ambiental más importantes destaca la creación y administración de una red de parques y áreas de alto valor ambiental, en los cuales la empresa desarrolla planes de educación y de turismo ecológico. Otra actividad importante es el programa de educación ambiental para la prevención de incendios forestales, dirigido a escolares.

 

» Combustibles

 

En el sector combustibles, la filial Copec posee un área especializada a cargo del desarrollo y promoción de una política de salud, seguridad y medio ambiente, que involucra a trabajadores, contratistas, clientes y proveedores. Además de cumplir con las normas establecidas, la empresa aplica sus propios controles a procesos como la evacuación de efluentes y desechos, transporte de combustibles y otros.
Copec colabora con autoridades, organismos reguladores y fiscalizadores no tan solo en el cumplimiento de las normas, sino además, tomando un rol activo en la generación y adaptación de estas a las nuevas condiciones que se presenten.

 

En el caso de Abastible, todas sus plantas de almacenamiento y envasado de gas son sometidas voluntariamente al sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) y cumplen con las exigencias sobre manejo de residuos industriales peligrosos y con las normas de descarga de residuos líquidos. En el nuevo terminal de San Vicente, un programa de seguimiento ambiental evalúa el posible impacto de la actividad portuaria en el entorno del muelle, mientras que en la Región Metropolitana las fuentes fijas cumplen con los niveles de emisiones permitidos y son controladas periódicamente. Además, Abastible ha continuado promoviendo nuevos usos para el gas licuado en áreas como el transporte, la agricultura, la salmonicultura y la navegación marítima, con un significativo aporte a la descontaminación y protección del medio ambiente.

 

» Actividad Pesquera

 

Las empresas pesqueras del holding, Corpesca y Orizon, están permanentemente preocupadas de compatibilizar la operación industrial con la sustentabilidad de los recursos pesqueros y el cuidado del medio ambiente marino.

 

Corpesca mantiene un proyecto de monitoreo bioceanográfico estacional de los recursos pelágicos en las I y II regiones, en conjunto con el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP). Adicionalmente, firmó un convenio con la Universidad Arturo Prat para la ejecución de estudios en la zona del río Loa y la realización de monitoreos de efluentes pesqueros en los puertos donde opera.

 

En la zona sur, Orizon cuenta con modernas tecnologías de secado indirecto, plantas evaporadoras que disminuyen las emisiones y cámaras desgrasadoras para el proceso de conservería.

 

 

La preservación del patrimonio natural depende, finalmente, de las generaciones futuras. Por este motivo, Arauco tiene un compromiso permanente con la educación en materia forestal. Además, la empresa es una promotora del uso sostenible de los recursos forestales, tanto a nivel nacional como internacional, y como tal participa activamente en varias organizaciones que promueven el manejo forestal que protege al medio ambiente.

 

En este sentido, Arauco administra 8 centros para la educación, investigación y recreación en las comunidades en las que opera. Estos proyectos abarcan aproximadamente 1.200 hectáreas de bosques nativos, lagos y parques, e incluyen áreas de picnic e instalaciones para acampar.

 

La protección del bosque nativo y su biodiversidad son de gran relevancia para la compañía. A través de monitoreos se ha logrado completar la caracterización de la vegetación nativa y comunidades naturales en más del 90% de la superficie clasificada como zona de protección o bosque nativo perteneciente al patrimonio forestal.

 

Junto a esto, se han elaborado planes de conservación de Áreas de Alto Valor Ambiental pertenecientes a la empresa en las distintas regiones del país. A través de estos planes se logra identificar y localizar elementos de la biodiversidad en peligro, prevenir factores de riesgo y propagar las especies amenazadas.

 

Entre las iniciativas de preservación y educación ambiental destaca la administración de los parques Coyanmahuida, en la provincia de Concepción (VIII Región), y Oncol, en Valdivia (X Región). El primero constituye una escuela interactiva en vivo acerca del bosque y es administrado en convenio con la Universidad de Concepción; el segundo es propiedad de la empresa y está habilitado al público para su uso y recorrido.

 

Adicionalmente, existe un programa de educación ambiental para la prevención de incendios forestales, dirigido a estudiantes de enseñanza básica. Este plan incluye la formación de monitores y la realización de visitas guiadas a los escolares en las plantaciones de Arauco.

 

Arauco participa además en la preservación de especies de flora y fauna en peligro. Para la primera, destacan los proyectos de conservación de Queules y Ruiles. En la fauna, sobresale el caso del huemul, venado emblemático de Chile, que se encuentra en vías de extinción, en vista de lo cual se mantiene un acuerdo con CODEFF para la preservación de 13.000 hectáreas adicionales, contiguas con la reserva existente, más que duplicando el área protegida existente.

 

 

La implementación de un Sistema de Gestión Ambiental (SGA) es un componente integral de la política ambiental de Arauco. Estos son herramientas de gestión basadas en un compromiso con la mejora continua de todos los aspectos de la empresa, y que asegura la incorporación del cuidado del ambiente en todas las etapas del proceso productivo, así como en todos los niveles de la estructura corporativa. Los SGA más aceptados a nivel mundial son el ISO 14001 y 9001-2000.

 

ISO 14001: Certificación de las operaciones forestales desde el año 2001 y de las plantas de remanufactura desde el año 2002.

 

ISO 9001-2000: Certificación obtenida por 4 de las 5 plantas de celulosa. La restante se encuentra en proceso de certificación.

 

Certfor: Este es un estándar de certificación acorde a la realidad forestal chilena creado por instituciones nacionales (empresas del rubro incluyendo Celulosa Arauco, Corma, Fundación Chile y el gobierno) que fue aceptado como un modelo de clase mundial. El manejo forestal según los estándares Certfor comenzó a operar en Arauco a partir de agosto de 2003.

 

APL o Acuerdo de Producción Limpia: Este acuerdo implica un compromiso por incentivar y facilitar la gestión ambiental preventiva para generar procesos de producción más limpios. El organismo encargado de evaluar en este caso es el Consejo Nacional de Producción Limpia, dependiente de la Corfo. Arauco , en abril de 1999, fue una de las primeras empresas nacionales que suscribió este acuerdo para el área de la celulosa.

 

Durante el año 2005, Arauco certificó un sistema de cadena de custodia en un número importante de sus instalaciones industriales, que contempla el control y monitoreo desde la recepción de la materia prima hasta la venta del producto final, asegurando la trazabilidad de los productos

 

 

Reportes de Empresas Copec

Reporte 2015