Un innovador sistema acaba de culminar su etapa piloto con resultados óptimos. El proyecto consiste en un pórtico instalado en la descarga de la planta de la filial en Coronel, y gracias a tecnología basada en inteligencia artificial, clasifica a distancia y de forma automática los recursos marinos desembarcados. Así, tras un período de tres meses, la iniciativa implementada logró la identificación de un 99% de ellos.

Esta nueva herramienta facilita la identificación de las especies, generando un rastreo mucho más eficiente de la pesca. Con esto Chile se convierte en el primer país a nivel mundial en adoptar este mecanismo. Al respecto, Antonio Caram, subgerente de Abastecimiento de Materias Primas de Orizon, comentó: “Este sistema es un ejemplo de cómo la innovación permite avanzar hacia procesos más sostenibles y cómo marcamos los estándares que delinearán a futuro el funcionamiento de la fiscalización y trazabilidad a nivel internacional”.

El proyecto fue promovido por Sernapesca y fue desarrollado por la Universidad de Concepción y la empresa suiza SICPA, y otra de sus características relevantes es que combate la pesca ilegal, puesto que posibilita una óptima redistribución de fiscalizadores en los puntos de desembarque.