Copec lanza nueva Red de Carga Pública para Vehículos Eléctricos

A través de una alianza público-privada con el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago, la filial de Empresas Copec inauguró un punto de carga para vehículos eléctricos en Cerrillos, puntapié inicial para una red que alcanzará 104 puntos en 2020, en las 52 comunas de la Región Metropolitana.

 

El primer punto de la Red, que será la más grande de su tipo en Sudamérica, está ubicado frente a la sede de la COP25. Durante los próximos meses, se irán habilitando nuevos puntos de carga con el objetivo de acelerar el proceso de transición energética, acercando la electromovilidad cada vez a más personas.

 

Así, se instalará una infraestructura de carga robusta, de libre acceso y disponibilidad permanente (24/7), generando las condiciones para la masificación de la electromovilidad. Los cargadores se ubicarán en espacios de uso público tales como parques, municipalidades y centros cívicos. Los puntos de la red contarán con dos salidas de carga, con una potencia de 22kW, ofreciendo un tiempo de carga que puede variar entre 2 a 4 horas.

 

Durante la ceremonia, Arturo Natho, gerente general de Copec, reveló que junto al impulso que significa la implementación de la Red de Carga Pública Metropolitana, Copec sigue trabajando por el fortalecimiento de nuevas formas de movilidad. En esta línea, adelantó que durante la próxima semana entrará en operación un nuevo punto de carga eléctrica de la red Copec Voltex, ubicado en Temuco, con lo cual la filial cumple uno de los compromisos adquiridos en el acuerdo Público Privado de Electromovilidad, suscrito el pasado mes de mayo: conectar 1.000 kilómetros lineales del territorio. El avance no se detiene ahí, ya que los planes de Copec apuntan a alcanzar 1.400 km. al cierre de 2019.

 

“La electromovilidad se ha consolidado como alternativa indiscutida para la reducción de emisiones a nivel mundial. En Chile, Copec ha liderado el desarrollo de la infraestructura de red de carga eléctrica, con el claro objetivo de acelerar el proceso de transición energética”, afirmó Arturo Natho.