Sostenibilidad / Publicado 8 de septiembre 2022

ARAUCO asume el desafío de ser una empresa cero residuos al 2030


La primera forestal del mundo en ser carbono neutral ha definido una ruta clara hacia la economía circular. De la mano de su centro de investigación Bioforest y en colaboración con actores del mundo académico, la filial se fijó la meta de dejar de generar desechos en menos de una década. Ello, mediante acciones como la valorización o recuperación de residuos para la reutilización o reciclaje.

Los principales materiales con los que hoy está trabajando ARAUCO en el ámbito de la celulosa son cortezas, arenas, cenizas y otras impurezas, en las que el año pasado ya alcanzó 55,6% de valorización. Asimismo, en el área de la madera llegó a 34%, cifra que la empresa espera aumentar a 44% en 2022.

Marianne Hermanns, subgerenta de Cumplimiento y Auditoria Ambiental de ARAUCO, explica que el desafío se está abordando de manera sistémica y a partir de un equipo multidisciplinario, que ha logrado, incluso, generar nuevos productos como capas de sellos o nutrientes necesarios para el crecimiento de los árboles.

Una de las iniciativas de mayor desarrollo es la implementación de los Centros de Valorización de Residuos (CVR). Un buen ejemplo es la Planta Celulosa Licancel, donde además se desarrolla una innovadora iniciativa de riego con efluentes tratados. “Este proyecto abre una enorme posibilidad de hacer un uso sustentable de los escasos recursos hídricos disponibles en la zona para ser reutilizados para riego y, así, dar mayor productividad a los suelos forestales y/o agrícolas de la zona”, señala Hermanns.

This site is registered on wpml.org as a development site.